Dra. Edda Sciutto

Conferencista Magistral
Institución :
Universidad Nacional Autónoma de México
Reseña del conferencista magistral

Inmunóloga-vacunóloga, CDMX 1955-

La Dra. Edda Sciutto es Bioquímica de la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la ciudad de Rosario, Argentina, Maestra y Doctora en el Programa de Ciencias Biomédicas del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM. Actualmente es investigadora Titular “C” del Departamento de Inmunología del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM. SNI III del Sistema Nacional de Investigadores.

Su campo de especialidad es la Inmunología. Ha investigado en el área de la cisticercosis en particular en el desarrollo de vacunas e inmunomoduladores. Ha también explorado en el desarrollo de vacunas e inmunomoduladores en otras patologías como polio e influenza y más recientemente en inmunoterapia en cáncer. En los últimos años ha estudiado diferentes estrategias para el control de la inflamación y la neuroinflamación en diferentes patologías experimentales murinas incluyendo esclerosis múltiple, sepsis y evento cerebral vascular. Recientemente, ha comenzado a evaluar un nuevo tratamiento para controlar la neuroinflamación e inflamación sistémica en pacientes con Covid19.

Es inventor de la vacuna contra cisticercosis en diferentes versiones y un inmunomodulador protegidos a través patentes nacionales e internaciones otorgadas y cuenta con 194 artículos publicados en revistas internacionales indexadas y con arbitraje. Bajo su dirección se han graduado 18 doctores, 14 maestros en ciencias y 24 licenciados de diferentes carreras y posgrados.

Es miembro de la Academia Mexicana de Ciencias, y de la Sociedad Mexicana de Inmunología y Bioquímica. Ha recibido numerosas distinciones nacionales e internaciones entre las que destaca el Premio UNAM.

 

Ponencia en el CLIDi XXII

Avances en la vacunación, diagnóstico y tratamiento de la Covid-19

Desde el principio de la pandemia y considerando nuestra experiencia en el área de la vacunología, inmunodiagnóstico y tratamiento de la neuroinflamación, decidimos abordar estos temas en miras de contribuir con herramienta de potencial interés en esta pandemia.

Desde el principio de la pandemia conformamos un grupo multidisciplinario y multiinstitucional con los que comenzamos a realizar experimentación destinada a diseñar el candidato vacunal idóneo para la prevención de COVID-19. Ante la aparición de nuevas variantes, aumentamos el número de epítopes inmunogénicos e incluimos las modificaciones de la variante delta que es la más prevalente actualmente en México. Este candidato vacunal producida en células eucariontes, se está probando en ensayos pre-clínicos y se comenzarán a desarrollar ensayos clínicos le próximo año.

Adicionalmente, cuando un individuo entra en contacto con antígenos de un patógeno, ya sea porque ha contraído la infección o ha sido vacunado, desarrolla inmunidad. Esta inmunidad se refleja con la presencia de anticuerpos específicos y la inducción de células B y T de memoria. Considerando este panorama, con la participación de diferentes investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas y de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, desarrollamos un ensayo por inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA), que fue evaluado extensamente demostrando alta especificidad y sensibilidad. Actualmente está siendo validado por el Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN) para respaldar su uso. Esta es una herramienta diagnóstica de utilidad para evaluar el estado inmunitario individual y poblacional contra SARS-Cov-2.

La vía de entrada del virus SARS-CoV-2 a través del sistema respiratorio, resulta en la infección por el virus de células del sistema nervioso central con consecuentes grados de daño. En nuestro grupo, hemos demostrado que la administración de dexametasona por vía intranasal alcanza concentraciones terapeúticas centrales reduciendo efectivamente la neuroinflamación y el daño asociado a la misma en diferentes patologías experimentales murinas como la sepsis, el evento cerebral vascular y la esclerosis múltiple. Con base en estas evidencias, hemos propuesto el uso de dexametasona intranasal para el tratamiento de pacientes Covid-19 moderados y severos. Actualmente, está en desarrollo un protocolo multicéntrico aprobado por COFEPRIS y registrado en Clinical Trials, en el que se está comparando la eficiencia de la administración intranasal versus endovenosa/oral en la evolución y mortalidad de pacientes con Covid-19.